YA ESTÁ EN LA CALLE UNO DE LOS PEORES ASESINOS DE MÉXICO POR FALLAS DE LA PGR

YA ESTÁ EN LA CALLE  UNO DE LOS PEORES ASESINOS DE MÉXICO POR FALLAS DE LA PGR

El juez no encontró evidencias suficientes para sentenciarlo y descubrió inconsistencias en el proceso de custodia y consignación del acusado.

BASE SOCIAL DE JALISCO NUEVA GENERACIÓN APALEA A MARINOS EN CD GUZMÁN
ENCUENTRAN TORZO CALCINADO EN CALLES DE DE TLAQUEPAQUE, JALISCO
ASESINAN A OTRO CANDIDATO, AHORA EN JALISCO

El juez no encontró evidencias suficientes para sentenciarlo y descubrió inconsistencias en el proceso de custodia y consignación del acusado.

Por la mala actuación de la PGR que no aportó pruebas contundentes y la incompetencia del ministerio Público de la federación, un juez federal fue obligado a absolver a Erick Valencia Salazar, “El 85”, que es considerado uno de los peores sicarios mexicanos, ex líder de “los matazetas” y fundador del cártel de Jalisco nueva generación, si los zetas eran los más sanguinarios, estos se dedicaron a matarlos.

Las irregularidades fueron detectadas por diversos tribunales colegiados, cuyos pronunciamientos obligaron al juez tercero del distrito con sede en Guadalajara, Jalisco, a emitir la penosa resolución, tras 5 años de juicios en los que este peligroso criminal estaba recluido.

Autoridades que llevaron a cabo la detención en marzo del 2012, señalaron que vieron personas armadas fuera de un domicilio, al observar la vivienda en la que había flagrancia de posesión de armas, se desató una balacera que culminó con el arresto de “El 85” y otros de sus cómplices. Sin embargo los testigos quienes declararon que los militares llegaron en diversos vehículos y se metieron al domicilio se contrapone con versiones oficiales, situación que fue considerada por los juzgadores como una irregularidad que ameritó la liberación.

Los tribunales también detectaron que hubo un descuido en la cadena de custodia, porque las armas de fuego y cartuchos supuestamente encontrados en el inmueble fueron extraídos y trasladados inmediatamente a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada en la Ciudad de México.

La permanencia de este sanguinario criminal en el Penal Federal de Puente Grande, sólo se sostenía además, por la declaración de un testigo protegido, cuyos argumentos no fueron comprobados según informaron funcionarios federales, dando origen a que el Juez Federal ordenara la absolución de Valencia, medida que le permitió dejar la prisión y volver a tocar la luz del sol en libertad, sin cargo alguno el pasado 30 de diciembre.