SIN CLEMENCIA FUE EJECUTADO RUBÉN EN TEXAS

SIN CLEMENCIA FUE EJECUTADO RUBÉN EN TEXAS

Sin que las autoridades del estado de Texas hicieran caso a las peticiones oficiales de clemencia ni a los rezos por el respeto a la vida, el plazo

SALVAN LA VIDA DE 5 EN UNA EMBARCACIÓN A PUNTO DE HUNDIRSE
HUACHICOLEROS PONEN EN RIESGO LA SEGURIDAD Y LA INTEGRIDAD DE LA POBLACIÓN EN DIVERSAS REGIONES
USAN COMO ESCUDO A MUJERES Y NIÑOS PARA DETENER A MILITARES
Sin que las autoridades del estado de Texas hicieran caso a las peticiones oficiales de clemencia ni a los rezos por el respeto a la vida, el plazo se cumplió y fue ejecutado en la cárcel de Huntsville, Texas, el mexicano, originario de Irapuato Guanajuato, Rubén Ramírez Cárdenas.
Después de 20 años de espera en el mismo centro penitenciario, se llegó el momento y pagó su culpa con la vida, pues se le acusó y sentenció como responsable de la violación y homicidio de su propia prima, crimen que según las autoridades cometió con la ayuda de otro sujeto que purga una sentencia de 25 años de prisión.
Tres inyecciones fueron aplicadas a Rubén, la primera de ellas para anestesiarlo, la segunda para inmovilizar su cuerpo y la tercera para detener su corazón. Unos cuantos minutos duró el proceso de cumplimiento de la sentencia.
Rubén  fue declarado muerto a las 22: 26 hora local (04:26 GMT del jueves 8 de noviembre), minutos después de que se le administrara la dosis letal de drogas en la cámara de la muerte de la Unidad Carcelaria Walls, en la comunidad de Huntsville.

La ejecución generó una serie de reacciones y condenas por parte de autoridades y organismos mexicanos:

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) lamenta informar que el mexicano Rubén Cárdenas Ramírez fue ejecutado hoy en Texas, luego de que se agotaran todas las instancias posibles incluyendo recursos legales ante la Suprema Corte de Estados Unidos.

El gobierno de México expresa su más sentido pésame a los familiares del señor Cárdenas Ramírez, a quienes ha acompañado en este largo y complejo proceso.

El señor Cárdenas Ramírez es el quinto mexicano ejecutado en franca violación al fallo emitido por la Corte Internacional de Justicia en el caso Avena, el 31 de marzo de 2004. En tal virtud, el gobierno mexicano expresa su más enérgica protesta por el incumplimiento de Estados Unidos y el estado de Texas a la decisión de la máxima instancia judicial internacional, la cual ordenó a ese país revisar y reconsiderar el veredicto de culpabilidad y la sentencia impuesta.

El gobierno de México se opone a la pena de muerte por considerarla una de las violaciones más esenciales de los derechos humanos, así como una sanción cruel e inhumana que socava la dignidad de las personas. En tal virtud, ha reiterado a nivel nacional e internacional, que seguirá promoviendo acciones tendientes a la moratoria de ejecuciones y la eventual abolición de la pena de muerte en el mundo.

Asimismo, México continuará impulsando el pleno cumplimiento del fallo Avena y la importancia de la notificación consular como elementos indispensables en el ejercicio de la labor de protección de sus ciudadanos que realizan los Estados en el marco de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares. Cabe destacar que tanto México como Estados Unidos son signatarios de este instrumento.

El gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, agotó todas las acciones legales, políticas y diplomáticas a su alcance, en Estados Unidos y a nivel internacional, para que se revisara el caso del Sr. Cárdenas Ramírez y obtener la suspensión de la ejecución.

El Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, solicitó por escrito al Gobernador de Texas, Greg Abbott, y a la Junta de Perdones y Libertad Condicional del estado, la suspensión de la ejecución y conmutación de la pena. Adicionalmente, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, el Gobernador de Guanajuato, diversos legisladores federales, así como la Procuraduría de los Derechos Humanos de ese Estado, entre otros, dirigieron misivas en este sentido.

El gobierno de México exhorta nuevamente a Estados Unidos a adoptar acciones efectivas que impidan que cualquier estado que forma parte de ese país, incluyendo Texas, lleve a cabo la ejecución de nacionales mexicanos en desacato del fallo Avena y en incumplimiento de sus obligaciones internacionales.