SE ENCUENTRA CON LA MUERTE TRAS TOMARSE UNA “SELFIE”

SE ENCUENTRA CON LA MUERTE TRAS TOMARSE UNA “SELFIE”

Las “selfies” no son peligrosas por sí mismas, pero el comportamiento humano que las motiva lo es; ésta es una epidemia que está acabando con la vida

EN BARCO Y ENTRE SABRITAS LLEGÓ LA MOTA A VERACRUZ
ESTADOS UNIDOS NOS PONE EL DEDO POR INSEGURIDAD EN ACAPULCO
ESTADOS UNIDOS AUMENTA A 10 MDD LA RECOMPENSA POR EL MENCHO

Las “selfies” no son peligrosas por sí mismas, pero el comportamiento humano que las motiva lo es; ésta es una epidemia que está acabando con la vida de decenas de jóvenes alrededor del mundo, quienes sedientos de atención y de miles de “likes” se enfrentan con la muerte.

Artículos periodísticos internacionales indican que desde el 2011, 259 personas han fallecido accidentalmente en busca del autorretrato perfecto.

Las muertes mas frecuentes derivadas de estos son ahogamientos, accidentes de tránsito, caídas desde alturas mortales, así como algunos retos virales por ejemplo el “ice bucket challenge” donde muchas ‘autovíctimas’ resultaron desnucadas y con el cuello roto.

En México y Estados Unidos, donde las armas son utilizadas comúnmente, una de las causas mas populares de deseos es haberse autolesionado con un arma de fuego de alto calibre de manera accidental.

Un grupo de jóvenes estudiantes se tomaron una foto durante un tiroteo entre grupos armados en Reynosa Tamaulipas, considerado el estado fronterizo mas peligroso de México.

Investigadores de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos recomiendan crear “zonas prohibidas para “selfies”, en sitios arriesgados, para reducir el número de muertes, esto incluye cimas de montañas, edificios altos y lagos, donde se produjeron muchos de los decesos.

En países como Rusia o India, las “selfies” extremas se convirtieron en una peligrosa moda, desafiando la gravedad o la paciencia de algún animal salvaje, como osos o leones, incluso muchos zoológicos han tenido que cerrar a causa de incidentes ocasionados por estas audaces fotos.

Un joven israelí murió en el Parque Nacional Yosemite, Estados Unidos, después de una caída desde una cascada de 250 metros de altura, que sufrió tratando de tomarse un autorretrato.

En Panamá una mujer cayó por accidente desde el piso 27 cuando intentaba tomarse una ‘selfie sentada en el barandal del balcón de su habitación.

Lo peor de estas cifras es que sólo se contaron las noticias de fallecidos por querer un autorretrato perfecto en los medios de comunicación, lo que significa que el numero de victimas reales es mucho mayor, “esto es sólo la punta del iceberg” dice el estudio, “puede que muchos casos de muertes debido a los “selfies” hayan sido reportados como accidentes de coche u otros, lo que provoca que varios accidentes no sean investigados periodísticamente de manera adecuada”.