SANTA VIOLENCIA EN SEMANA MAYOR, SUSPENDEN DOS VIACRUCIS

SANTA VIOLENCIA EN SEMANA MAYOR, SUSPENDEN DOS VIACRUCIS

La imparable violencia que se vive en México no respetó ni la Semana Mayor, en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas y el Puerto de Acapulco, Guerrero, las

AGUAS DE ‘CACADRILO’ EN ACAPULCO
RESCATAN CADÁVER QUE FLOTABA FRENTE A TURISTAS EN ACAPULCO
OTRA VEZ CALIENTA ACAPULCO POR LA CAMIONETAN DE ERIK, PARTICIPÓ EN ROMA

La imparable violencia que se vive en México no respetó ni la Semana Mayor, en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas y el Puerto de Acapulco, Guerrero, las representaciones del Santo Viacrucis se tuvo que suspender, pues en ambos casos las balaceras pusieron en riesgo la integridad del mismo Jesucristo, de los curas y feligreses que caminaban por las peligrosas calles.

En el caso de Acapulco, el saldo fue de dos presuntos delincuentes muertos, luego de que intentaron robar un vehículo y al ser sorprendidos por los policías, se enfrentaron a balazos. Ambos robacoches fueron abatidos.

Los hechos ocurrieron el Viernes Santo alrededor de las 12:42 horas, después de que un grupo de sujetos armados se apoderó con violencia de un Ford Fiesta en la calle Niño Perdido de la colonia Santa Cruz.

De acuerdo con un comunicado oficial, los policías estatales que vigilaban la edición 46 de la escenificación del Viacrucis de la misma colonia, persiguieron a los presuntos delincuentes y los alcanzaron en la calle Constituyentes, donde se registró un enfrentamiento entre uniformados y los presuntos ladrones, quienes dejaron abandonado el vehículo y huyeron a pie, señala el boletín.

El comunicado agrega que se dio una persecución y uno de los presuntos agresores falleció “por infarto” en la calle Gustavo Díaz Ordaz de la colonia Santa Cruz, a seis cuadras de donde se originó la confrontación.

En el otro caso se informó que en la Ciudad de Reynosa, Tamaulipas, cuando el Cristo avanzaba con la cruz a cuestas, tuvo que hacer una nueva caída y tirarse al suelo para evitar ser alcanzado por una de las balas.

Se habla de un delincuente caído, cuando se enfrentaron con efectivos militares, luego de que un grupo de hombres armados atacaron a policías estatales que se trasladaban a bordo de una patrulla local. Las ráfagas de metralletas y los tiros se escuchaban a unos cuantos metros de los actores, sacerdotes y feligreses.