SENTENCIA EJEMPLAR CONTRA CURA PEDERASTA, 73 AÑOS DE CÁRCEL

SENTENCIA EJEMPLAR CONTRA CURA PEDERASTA, 73 AÑOS DE CÁRCEL

Lamentable la situación que vivió Jesús Romero Colín, quien fue víctima de la depravación y abuso por parte de un demonio con sotana de cura, Carlos L

CAEN 12 TRAS ATRACAR UN CAMIÓN DE SABRITAS
SE LE ATORÓ LA NANA Y MUERE ASFIXIADA EN PUESTO DE TACOS
DESCUBREN GASOLINERA CLANDESTINA EN EL MERCADO DEL COYOL

Lamentable la situación que vivió Jesús Romero Colín, quien fue víctima de la depravación y abuso por parte de un demonio con sotana de cura, Carlos López Valdés, quien después de diez años de juicio, es hasta ahora el clérigo que ha recibido la mayor sentencia de la historia en el mundo.

Tras 19 meses en prisión preventiva; por fin el castigo terrenal y no el del señor, le impuso la pena de 63 años, la cual podrá ser cumplida por las próximas cuatro décadas, ya que es esa la pena máxima que puede cumplirse en la CDMX.

López Valdez, por fin fue sentenciado y notificado en su rejilla de prácticas, que deberá cumplir a sus 73 años, pasando así el resto de sus días tras las frías rejas de una cárcel capitalina, aunque le faltarán años de vida para pagar el castigo por sus sucios actos manchados de pecado, pasando así a la otra vida con una deuda de prisión, ya que de cumplirse la totalidad de la sentencia, saldría de la cárcel a los 136 años de edad.

El proceso penal fue duro y vergonzoso para la víctima, pues asegura que hubo muchos obstáculos y objeciones por parte de las autoridades y una red de protección criminal que tejieron dentro de la iglesia católica para absolver de sus depravados actos al pederasta sacerdote.

En esta sentencia se involucran dos dos obispos; Jonás Guerrero de Culiacán y Marcelino Hernández de Colima, quienes tuvieron conocimiento del crimen lleno de pecado, pero no hicieron nada, al contrario, fueron omisos y hasta cómplices.

Jesús Romero víctima de este delito dijo que “esta sentencia es simbólica no sólo para mi proceso y mi lucha, sino para que sea el instrumento que permita romper con la burbuja de protección e impunidad que hasta hoy mantenían muchos curas pederastas”.