POR CASUALIDAD DETIENEN A LOS JUSTICIEROS DE CULIACÁN

POR CASUALIDAD DETIENEN A LOS JUSTICIEROS DE CULIACÁN

La Policía Preventiva en Culiacán los vio sospechosos y los detuvo sin saber quiénes eran. Al ver a la policía se calentaron intentaron huir, despe

ACROBACIA DE MUERTE SOBRE LA CIUDAD
SE DESCARRILA TREN CARGUERO EN SINALOA CON ¡TONELADAS DE MAÍZ!
LA MARINA DESMANTELA LABORATORIOS DE DROGAS SINTÉTICAS

La Policía Preventiva en Culiacán los vio sospechosos y los detuvo sin saber quiénes eran.

Al ver a la policía se calentaron intentaron huir, despertaron la sospecha de los policías y les dieron alcance, los policías preventivos de Culiacán, no sabían a quiénes habían detenido, pero eran los “buenos” traían cuatro armas largas y una corta, así como 25 cargadores y cartuchos de diferentes calibres.

A tablazos en las nalgas, en la espalda y en los cachetes, es como estos sujetos mostraban en videos, que subían a Internet, la forma en que ajusticiaban a rateros y asaltantes.

La policía se dio cuenta de que los ocupantes de una camioneta, al darse cuenta de la presencia de los uniformados trataron de huir, pero los comenzaron a perseguir y después de algunos cientos de metros le dieron alcance y lograron detener a quienes se identificaron como Francisco Javier, de 19 años; Jesús, de 22 años; Edwin Omar, de 22 años; y José de Jesús, de 26 años.

En un principio fueron puestos a disposición del Ministerio Público por portación de armas y de cartuchos, sin embargo, después de que varios de los policías y personal de la Fiscalía los observaron, la cara de uno de ellos se les hizo conocida y lo relacionaron con los videos que aparecen en Internet, como los justicieros de Culiacán.

Al ser interrogados, en principio lo negaron, sin embargo, después de varias preguntas y de mostrarles los videos aceptaron que son ellos, quienes se autodenominaron como los justicieros de Culiacán.

Los ‘Justicieros de Culiacán’ habían aparecido en diversos videos publicados en las redes sociales, golpeando con tablas y exhibiendo desnudos a presuntos ladrones.