POR AÑOS MANTUVO EN SECRETO SUS PREFERENCIAS, NO SOPORTÓ QUE SU ESPOSA LO SUPIERA

POR AÑOS MANTUVO EN SECRETO SUS PREFERENCIAS, NO SOPORTÓ QUE SU ESPOSA LO SUPIERA

Se quitó la vida confirmando las sospechas, de la mujer que le reclamaba hablar con honestidad en torno a la ropa íntima que había descubierto, pensan

VAPORAZO DE MUERTE; SE INFARTA EN BAÑOS DE LA MERCED
APUÑALAN A EMPLEADO EBRIO DEL AICM EN PEÑÓN DE LOS BAÑOS
CUELGA LOS TENIS EN UN DEPORTIVO

Se quitó la vida confirmando las sospechas, de la mujer que le reclamaba hablar con honestidad en torno a la ropa íntima que había descubierto, pensando que la engañaba.

El cuerpo colgado de un hombre fue hallado por la mañana, por su esposa, en una de las habitaciones del domicilio localizado en la calle de Alberto Branif número 20, en la colonia Aviación Civil de la alcaldía Venustiano Carranza.

Los primeros reportes de la policía de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México señalan que por la mañana encontraron el cuerpo de un árbitro quien respondía al nombre de José Alfredo “N”, de quien no habían tenido noticias desde el fin de semana pasado, cuando fue a silbar un partido de futbol.

Araceli “N” llegó al domicilio donde su esposo se encontraba; llamó a una patrulla para ingresar y en la planta alta, halló a su marido José Alfredo “N”, de 43 años, colgado del cuello con unos cables de luz.

Los policías perturbados se quedaron al observar que el hombre tenía puesto un brasier con encaje azul, de su talla y una tanga femenina rosa; en el piso descansaban unas zapatillas de tacón de aguja.

La esposa del ahora occiso confesó que recientemente había tenido problemas con José Alfredo “N” porque tenía tendencias homosexuales; le gustaba vestirse con ropa y calzado femenino para estar a solas con otros hombres, en dicho departamento.

Una vez que los investigadores de la Fiscalía de la Procuraduría General de Justicia de la CDMX recogieron toda evidencia que los lleve al esclarecimiento de este homicidio, el cuerpo fue rescatado y trasladado al anfiteatro de la fiscalía en Venustiano Carranza, donde se continúa con las investigaciones.