MERCADO NEGRO Y NUEVOS NEGOCIOS CON GASOLINA

MERCADO NEGRO Y NUEVOS NEGOCIOS CON GASOLINA

POR OMAR HERNÁNDEZ Nuevas formas de negocio, mercado negro y ventas ilegales de combustibles, es lo que ha generado la torcida estrategia de combat

MAYO, EL MES MÁS SANGRIENTO DE LÓPEZ OBRADOR
A LA ZABALETA SE LE ROMPE EL CORAZÓN POR DECEPCIÓN CON ‘EL PEJE’
LA MODA, BLANCO CAMUFLAJEADO

POR OMAR HERNÁNDEZ

Nuevas formas de negocio, mercado negro y ventas ilegales de combustibles, es lo que ha generado la torcida estrategia de combate al huachicoleo del gobierno federal, en donde han surgido acaparadores de combustible, que aumentan desde el 75 y hasta más del ciento por ciento de los precios oficiales.

Tanto en la Ciudad de México como en Toluca y otras ciudades de entidades en donde se ha radicalizado la escasez de gasolina, se utilizan las redes sociales para anunciar la venta de particular a particular en garrafas de 20, 30 y 40 litros, mismas que se expenden en domicilios diversos y en otros casos se entregan a domicilio.

El caso específico del anuncio en Faceboock en Toluca muestra la fotografía de un bidón con 25 litros de gasolina que se oferta por mil 200 pesos, lo que equivale a 48 pesos por litro.

La estrategia del gobierno hoy abre las puertas a una ilegalidad más, que es la venta de combustible de particular a particular, el transporte del mismo en vehículos, sin las condiciones de seguridad suficiente y la entrega a domicilio de los productos peligrosos.

Todas estas actividades están expresamente prohibidas por la ley; sin embargo, en las últimas 48 horas se han convertido en práctica común, además de otras actividades que, si bien no son ilegales, representan un costo superior de los combustibles para los consumidores y una forma audaz o abusiva para otros.

Las filas en las gasolineras, están siendo formadas también por personas sin vehículos, quienes se dedican a vender los lugares, pues hay quienes se forman en largas filas hasta dos y tres horas para obtener unos cuantos litros del “sagrado y codiciado huachicol”.

En las largas filas se puede observar a jóvenes que montados en una bicicleta se forman y avisan a quienes se ubican detrás de ellos que están esperando a un familiar que llegará en cualquier momento, pero cuando están a cuatro o cinco lugares de llegar a la bomba expendedora, auxiliados por otros se ubican al final de la fila y ofrecen el lugar en doscientos o cuatrocientos pesos, según se negocie.

Se trata de una situación que ha mantenido con altos niveles de nerviosismo a la población, no solamente en los estados del centro del país, sino en las 32 entidades, pues se han llegado a ver liarse a golpes en las filas de las gasolineras, por la ocupación de lugares.

El gobierno del presidente Andrés López Obrador ha realizado una serie de acciones, ha hecho anuncios polémicos, los legisladores de Morena también impulsan leyes que han desquiciado a los mercados internos y externos, que mantienen nerviosos a los ciudadanos, a los empresarios y a todos los sectores.

Ahora los comerciantes, taxistas, empresarios del autotransporte, productores de perecederos y alimentos, están bajo la zozobra de lo que sucederá con sus mercancías y sus negocios al no contar con suficiente combustible para sus vehículos.