MANIFESTANTES CONTRA ENCAPUCHADOS, MARCHA DEL 2 DE OCTUBRE

MANIFESTANTES CONTRA ENCAPUCHADOS, MARCHA DEL 2 DE OCTUBRE

La marcha conmemorativa de los 50 años de los hechos del 2 de octubre de 1968 concluyó en la Plaza de la constitución, contingentes con miles de jóven

LUCHAN CARTELES CAPITALINOS POR MERCADO DE DROGAS EN CU
AGOBIADO POR SUS PROBLEMAS Y LA DEPRESIÓN SE SUICIDA ESTUDIANTE DE LA UNAM
DISTURBIOS EN LA UNAM; AL MENOS UN LESIONADO

La marcha conmemorativa de los 50 años de los hechos del 2 de octubre de 1968 concluyó en la Plaza de la constitución, contingentes con miles de jóvenes recorrieron hasta la plancha del zócalo, donde se encontraba lleno a más de la mitad de su capacidad.

Ahí, en punto de las 18:00 horas con diez minutos, miembros del Comité del 68, padres de los 43 jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa, integrantes del gremio estudiantil, campesino popular y social hicieron un minuto de silencio y pasaron lista a los caídos en Tlatelolco.

También se realizó la quema simbólica de una figura del expresidente Gustavo Díaz Ordaz y un grupo de danzantes rodearon el objeto mientras se quemaba.

Durante el recorrido del contingente, hubo pintas alusivas a movimientos sociales, la masacre del 2 de octubre y la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México estimó que participaron más de 15 mil personas en la movilización.

La marcha, que en un principio se reportaba con saldo blanco, se vio opacada por la presencia de un grupo de encapuchados que realizaron destrozos en varios comercios en calles de centro histórico de la capital del país.

“Al grito de fuera porros de la UNAM”, manifestantes se enfrentaron a un grupo de encapuchados que lanzó petardos en la marcha, mientras el contingente avanzaba sobre la calle 5 de mayo.

Aproximadamente a las 18:00 horas, el grupo de encapuchados comenzó a hacer pintas en las vallas instaladas a la altura del Palacio de Bellas Artes e impidieron que la gente los grabara.

Después los manifestantes respondieron a la agresión de los encapuchados y retrocedieron para hacerles frente y controlarlos. Uno de ellos huyó hacia Tacuba y tiró el palo que portaba mientras la gente le gritaba “cobarde” y “fuera”.