LOS CONFUNDEN CON “ROBACHICOS”, LOS LICHAN Y RESPONSABILIZAN AL CIBERESPACIO DE ¡ASESINO!

LOS CONFUNDEN CON “ROBACHICOS”, LOS LICHAN Y RESPONSABILIZAN AL CIBERESPACIO DE ¡ASESINO!

En presencia de la mamá del niño secuestrado les prendieron fuego, señalan autoridades, responsables a las redes sociales del doble homicidio que

ABANDONAN CADÁVER DE RECIÉN NACIDO EN HOSPITAL
MUEREN DOS GATILLEROS TRAS EMBOSCAR A POLICÍAS EN MICHOACÁN
ARABIA SAUDITA EN ACAPULCO; DETONAN COCHE BOMBA
  • En presencia de la mamá del niño secuestrado les prendieron fuego, señalan autoridades, responsables a las redes sociales del doble homicidio que sucedió en Acatlán, Puebla y que a horas de haber ocurrido nos dimos la terea en La Sirena Roja de informarle a usted hasta la comodidad de su móvil.

Dos trabajadores que fueron confundidos con secuestradores de menores, fueron sacados de la comisaría estatal y quemados vivos por una multitud de no 150 sino 200 personas al filo de las 13:00 horas.

Los hechos ocurrieron en la Junta Auxiliar de Tianguistengo, donde llegaron a tomarse unas chelas, los hoy linchados, un don de 53 años y otro de 21 años, este último es trabajador de una empresa que se dedica a la reparación de teléfonos celulares.

En tanto el hombre de 53 años en vida se dedicaba a la reparación de pozos, razón por la cual acudieron a Tlaltenango, población que pertenece al municipio de Acatlán de Osorio, Puebla; eran tío y sobrino.

Los desafortunados sujetos arribaron al lugar de la comunidad denominada san Vicente Boquerón, abordo de una camioneta negra cerrada, la gente del lugar los confundió con “robachiocos”, y ¡Les dieron fuego! Además de tremenda molonquisa.

La policía municipal de Acatlán llegó y se los llevó a los separos, sin embargo, un portal de internet” incitó a los pobladores a la violencia.

Por miedo la policía municipal los liberó, incluso estando detenidos llegó la mamá del joven de 21 años, para decir a los gendarmes que su hijo no era “robachicos” que se dedicaba a la reparación de celulares, pero hicieron caso omiso.

Cuando la madre del joven decía eso, la enardecida multitud ya estaba quemando la camioneta, y posteriormente en cuanto sacaron al señor de 53 años y al joven de 21 años, de inmediato los golpearon y los quemaron.

Dieron aviso a la policía estatal, pero transcurrieron 3 horas y nadie llegó para rescatar a los 2 masculinos linchados.