LO SALVAN DE UN AZOTÓN Y HOY LO MATA EL COVID-19

LO SALVAN DE UN AZOTÓN Y HOY LO MATA EL COVID-19

En medio de una crisis de nervios por padecer Covid-19 un joven intentó lanzarse desde la azotea del hospital Una trágica historia se vivió durante

Lucía se quedó en casa por el coronavirus
SIGUEN MURIENDO VÍCTIMAS DE CORONAVIRUS EN MÉXICO
EL ACTOR TOM HANKS Y SU ESPOSA TIENEN CORONAVIRUS

En medio de una crisis de nervios por padecer Covid-19 un joven intentó lanzarse desde la azotea del hospital

Una trágica historia se vivió durante las últimas horas en el Hospital General, Enrique Cabrera de la Ciudad de México, en donde un hombre infectado por el Covid-19 sufrió una crisis nerviosa que lo llevó a atentar en contra de su propia vida y adelantar se muerte a los efectos de la pandemia que mantiene paralizado al mundo entero.

Desde hace varios días, el ahora occiso había sido atendido en el piso 3 del nosocomio ubicado en la alcaldía Álvaro Obregón, en donde fue sometido a los tratamientos protocolarios; sin embargo, estado de salud, lejos de mejorar se agravaba, pues a cada momento eran mayores las dificultades para respirar.

Como si el enfermo supiera que su destino era la muerte, en un arrebato de desesperación, se liberó del respirador que lo mantenía vivo, salió corriendo por los pasillos hasta que encontró las escaleras de emergencia y subió hasta la azotea para lanzarse al vacío y acabar con su vida.

Médicos y enfermeras, ataviadas con sus mascaras, cubrebocas, gorros, cubrebotas, y guantes, alertaron a los policías auxiliares comisionados en el lugar, pidiendo ayuda para tratar de controlar al desesperado internado, quien logró llegar hasta la cima del edificio y fue ahí en donde le dieron alcance los uniformados.

Después de tomarlo de los brazos y hablar con él, los uniformados lograron convencerlo de que regresara a su habitación y que siguiera aceptando el tratamiento, hasta que accedió, después de que transcurrieron, al menos 20 minutos para convencerlo.

El personal de salud, lo reinstaló en su cama, con los cuidados correspondientes; sin embargo, la premonición del enfermo se convirtió en realidad, alrededor del mediodía, unas 18 horas después del intento de suicidio, el hombre perdió la vida, a pesar de los esfuerzos de los galenos.

Los policías salvadores, fueron aislados de inmediato, después de que tuvieron contacto físico y platicaron por casi media hora con el hombre infectado, sin que hasta el momento se conozcan los resultados de las pruebas que se les practicaron para determinar si fueron contagiados.

La fotografía publicada por el periódico Excélsior muestra la forma en que un policía custodia uno de los pasillos por el que el enfermo corrió para intentar suicidarse.