EL MONSTRUO DE ECATERROR

EL MONSTRUO DE ECATERROR

En el municipio de Ecatepec, Estado de México, donde los feminicidios están a la orden del día, se ha conmovido con la noticia de que allí se detuvo l

¡SORPRESA DE MUERTE! ENCUENTRA EL CADÁVER DE SU PADRE ATADO DE PIES Y MANOS
TRAS DOS DÍAS DE OPERATIVO EN ECATEPEC ATORAN A 90
ESCUCHAN BALAZOS Y AL SALIR ENCUENTRAN A JOVEN AGONIZANDO

En el municipio de Ecatepec, Estado de México, donde los feminicidios están a la orden del día, se ha conmovido con la noticia de que allí se detuvo la semana pasada al que, de comprobarse sus crímenes, podría ser el mayor asesino serial en la historia de México.

El homicida, llamado Juan Carlos, de 38 años, utilizaba a su esposa, Patricia, de 44, como señuelo. Ella era quien invitaba a mujeres jóvenes a su residencia, un cuartucho de servicio en la azotea de una casa azul de dos pisos, en Jardines de Morelos; una vez ahí las mataban y descuartizaban en el baño.

Juan Carlos detalló a los peritos actos atroces que él y su pareja hicieron con sus víctimas. Además, confesó que vendía sus huesos a una persona que no ha sido identificada, pero presuntamente se dedica a la santería.

El fiscal Alejandro Gómez aseguró a los medios que tenía que analizar el video, pero que cree que es “una filtración de un traidor” que está haciendo pública evidencia que no debería.

La pareja fue detenida en la esquina de su domicilio, cuando transportaban en una carriola restos humanos, a unos cuantos metros más adelante, está un lote baldío en el que los investigadores encontraron todavía más restos.

El lugar, que despide un olor penetrante y ha sido precintado por la procuraduría, también ha sido llenado espontáneamente con flores, velas y pancartas que exigen justicia.

Los familiares de tres mujeres desaparecidas este año fueron quienes descubrieron que entre las últimas comunicaciones estaba en común el número telefónico de Patricia, explica la activista Frida Guerrera, que ha seguido el caso muy de cerca.

En sus declaraciones, el asesino dice: “Si salgo voy a seguir matando mujeres”.

“Por el odio que les tengo”, cita entre los motivos. Entre las razones de ese profundo rencor está una ruptura amorosa que lo dañó. “Si yo no soy feliz, nadie lo va a ser”, dice.

También, dijo que a los 10 años fue abusado sexualmente por una mujer con quien su madre lo dejaba encargado. Además, de que su madre tenía relaciones sexuales enfrente de él con hombres distintos a su padre.

Al momento de su captura, elementos de investigación los abordaron para cuestionarlos sobre su relación con la desaparición de tres mujeres en abril, julio y septiembre, en Ecatepec.

Posteriormente, la Fiscalía solicitó a la autoridad judicial un cateo para dos inmuebles ubicados en la colonia Jardines de Morelos, en donde se hallaron ocho cubetas de plástico, de 20 litros cada una, en cuyo interior se localizaron restos humanos cubiertos de cemento, mientras que en un refrigerador había restos congelados envueltos en bolsas de plástico.

El Ministerio Público de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) aportó los elementos para que la autoridad judicial decretara la legalidad de la detención en contra de la pareja el jueves pasado.