DESCUBREN GASOLINERA CLANDESTINA EN EL MERCADO DEL COYOL

DESCUBREN GASOLINERA CLANDESTINA EN EL MERCADO DEL COYOL

Policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana descubren a cuatro individuos con 16 garrafones, cada uno con 50 litros de gasolina robada de una tom

CORREN RÍOS DE SANGRE EN LA GUSTAVO A. MADERO
INTENTAN LINCHAR A TRES EN LA SAN FELIPE DE JESÚS
EN VEZ DE AGUA; CORRE SANGRE EN AUTOLAVADO

Policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana descubren a cuatro individuos con 16 garrafones, cada uno con 50 litros de gasolina robada de una toma clandestina ubicada dentro del mercado ‘El Coyol’ ubicado en perímetro de la Alcaldía Gustavo A. Madero.

De acuerdo con los reportes policiacos, por la madrugada, cuando los uniformados hacían su rondín de vigilancia por avenida Gran Canal, casi esquina Buen Rostro, encontraron a dos delincuentes acarreando cada uno un garrafón de 50 litros de capacidad.

Al realizar una inspección preventiva descubrieron que el contenido de los recipientes era gasolina, de la que no pudieron explicar su procedencia. Los hombres mencionaron a los policías que había otras dos personas en el interior del mercado, en un local sin número.

Al entrar, los encontraron ordeñando una toma clandestina que perforaron en ese lugar, donde había 12 garrafones de 50 litros llenos del combustible y otros 40 de 20 litros vacíos. En total, el personal de la Secretaria de Seguridad Ciudadana encontró 800 litros de gasolina.

Los policías capitalinos aseguraron a los hombres de 27, 20, 21 y 18 años de edad. Uno de los ladrones de combustible portaba una pistola Beretta, color negro, con la leyenda Made in Taiwan.

Conforme al protocolo de actuación policial, a los detenidos se les comunicó su derecho a guardar silencio, contar con un abogado y enterar algún familiar de su detención por parte de la Policía Preventiva de la Ciudad de México y fueron trasladados ante el agente del Ministerio Público Federal, donde se definirá su situación legal.

El lugar del hallazgo de la toma clandestina fue reguardado por oficiales de seguridad, en espera de la llegada de personal especializado de Petróleos Mexicanos (Pemex), de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y Protección Civil de la alcaldía, a fin de evitar un accidente y para reparar la toma ilegal.