CANSADA DE SUS PROBLEMAS SE SUICIDA EN EL BAÑO DE SU CASA

CANSADA DE SUS PROBLEMAS SE SUICIDA EN EL BAÑO DE SU CASA

Una joven de 24 años se quitó la vida colgándose con una cuerda atada al cuello de la regadera de su domicilio. Al encontrarla Ana Elizaberth “

¡SORPRESA DE MUERTE! ENCUENTRA EL CADÁVER DE SU PADRE ATADO DE PIES Y MANOS
EL MONSTRUO DE ECATERROR
INFIERNO EN VULCANIZADORA

Una joven de 24 años se quitó la vida colgándose con una cuerda atada al cuello de la regadera de su domicilio.

Al encontrarla Ana Elizaberth “N” hermana de la hoy occisa en semejante escena trágica, presa de la desesperación y el llanto, como pudo la bajó y trato darle los primeros auxilios, sin embargo, su consanguínea ya había dejado de existir y no reaccionaba ante sus maniobras para salvarle su vida.

Aterrada, de inmediato pidió el auxilio de una ambulancia, aunque cuando los paramédicos de Protección Civil arribaron al lugar de los hechos, sólo lo hicieron para confirmar el deceso de la joven víctima de la depresión.

Los hechos dejaron al descubierto la muerte de María de los Ángeles “N”, de 24 años de edad, minutos antes de las 10 de la mañana, en el interior de su domicilio, ubicado en la esquina de las calles Aculco y Otumba, en la colonia Cegor, perteneciente al municipio de Ecatepec, en el Estado de México.

Autoridades policiacas informaron que de acuerdo a las versiones que dio la hermana de la difunta, al entrar al baño de su domicilio, se llevó una sorpresa de muerte cuando encontró a María de los Ángeles, colgada con un lazo al cuello a la regadera.

La destrozada mujer que no daba crédito a lo sucedido y afirmó que desconocía las causas por las que su hermana tomó la fatal determinación, dijo que después de que el paramédico Juan Carlos Galván, de Protección Civil confirmó la muerte de su hermana se dio parte a la policía.

Minutos más tarde arribaron a la casa policías municipales, quienes al darse cuenta que efectivamente la joven ya estaba muerta, acordonaron toda la zona y pidieron la intervención del ministerio público para que diera fe de los hechos.

Durante las primeras inspecciones oculares que practicó en el lugar, el MP informó que la occisa estaba tirada boca arriba y que al parecer utilizó una silla para subirse y colgarse de la regadera.

A simple vista, dijo el MP, no se le apreciaron a la joven huellas de violencia en el cuerpo, únicamente un enorme surco en el cuello que evidenciaba un supuesto suicidio.

Sin embargo, dijo el representante social, serán los peritos y el médico legista del centro de justicia local quienes determinen sí esta mujer en verdad se suicidó o si pudo ser asesinada, una vez que concluyan con los peritajes y la necropsia de ley, lo anterior para deslindar responsabilidades.